Make your own free website on Tripod.com

!!Cosas de Perros!! Dog stuffs

Home

Un nuevo perro? | ORIGENES DEL PERRO | POR QUE MUERDEN LOS PERROS | EL CEREBRO DEL PERRO | DISPLASIA CANINA | Qué hacer para que la dieta de tu perro sea lo más sana posible : | VACUNAS | ESCRIBENOS
VACUNAS

rottyexpress.jpg

 

  La Cuestión de las Vacunas

Creo que no hay una polémica mayor en la medicina veterinaria alternativa hoy en día que la cuestión de administrar vacunas a los animales. Hay evidencia, por lo menos para los veterinarios receptivos, de que hacen más daño que bien.

Veamos algunos conceptos tras la idea de la vacunación para comprender lo que ocurre. Tal y como se ha desarrollado y utilizado en medicina, la vacunación se basa en dos nociones:

1. Si podemos administrar al paciente una enfermedad que se exprese de una forma leve, este podrá desarrollar inmunidad (protección posterior) al igual que lo haría al pasar la enfermedad en sí (más virulenta). Esta inmunidad permitirá protección sin tener que pasar la incomodidad, e incluso la experiencia de poner en riesgo la vida, de la enfermedad.

2. Esta enfermedad más leve no es dañina en ningún aspecto significativo.

Actualmente, en medicina hay controversia sobre si estas ideas han sido exitosas. La mayoría de los médicos y veterinarios consideran las vacunas altamente efectivas y seguras; sin embargo, aquellos que tienen un mayor conocimiento en el campo de la inmunología tienen sus reservas. Hay problemas.

Sin entrar en muchos detalles, hay dos áreas principales de problemas:

1. Hay veces que las vacunas, a pesar de haber sido administradas correctamente, no producen inmunidad. Hay varios factores implicados en que esto ocurra, pero el principal es la incapacidad por parte del organismo del paciente a responder adecuadamente a la infección vacunal.

2. La evidencia en humana de enfermedades, retraso mental, parálisis y muerte postvacunales. Aunque parece variar con los distintos tipos de vacunas es algo que sigue ocurriendo. En veterinaria, cada vez tenemos más evidencia de esto mismo.

En lobos, por ejemplo, siempre suele ser moquillo o rabia y generalmente en diferentes años. Esto nos indica que a lo largo de la evolución el organismo animal se ha adaptado a responder de un modo rápido a la infección, pero a una por vez. Así pues, el introducir 4 o 7 o más infecciones a la vez es algo totalmente antinatural.

Veamos ahora que puede pasar como resultado de esta práctica y para ello fijémonos en como funciona el sistema inmune de un modo simple. Básicamente el sistema inmune reconoce y recuerda todo aquello que debe haber en el organismo (hígado, riñones, cerebro, etc., es decir, todas las partes que naturalmente lo componen). Durante el crecimiento del animal, antes y después del nacimiento, el sistema inmune pasa por un proceso de aprendizaje en el que aprende lo que debe estar ahí y lo que no y a rechazar a esto último mediante la puesta en funcionamiento de los mecanismos de defensa del organismo para intentar expulsarlo, o en su defecto, aislarlo. Si este proceso de aprendizaje lo comparamos con el de nuestro propio cerebro según vamos aprendiendo cosas nuevas, el cual también aprende a reconocer y recordar cosas, entendemos que intentar asimilar mucha información de golpe lleva a confusión y esta confusión induce a cometer errores. Cometer errores no significa más que hacer las cosas mal o hacerlas bien pero ante circunstancias inadecuadas. En el caso del sistema inmune esto se traduce en no reaccionar ante lo que debería reaccionar, sobre-reaccionar o reaccionar ante cosas inadecuadas.

El uso incrementado de vacunas (una vez por año, mientras antes se hacía como en los niños temprano en la vida nada más) sumado al uso de polivalentes han llevado a confundir al sistema inmune, de modo que las vacunas se han convertido en la causa principal del incremento de enfermedades crónicas en los animales - otra gran causa es la nutrición inadecuada con alimentos comerciales, pero las vacunas tienen un impacto directo sobre el sistema inmune. Pensemos por un momento en la gran incidencia de alergias en los perros y gatos: todos los que sufren de picores cutáneos, colitis, oídos eccematosos, etc. y pensemos en la cantidad de prednisona que se utiliza para intentar controlarlos; igualmente pensemos en los procesos autoinmunes. Y, en el lado opuesto, en la gran epidemia de enfermedades por inmunodeficiencia en gatos: leucemia felina, inmunodeficiencia felina y peritonitis infecciosa felina. El resultado de esta confusión es el desarrollo de un estado en que no pueden responder adecuadamente ni a las enfermedades naturales ni a las vacunas y esto se relaciona con el primer punto problemático que mencioné: la falta de protección que confieren las vacunaciones a pesar de haberse realizado correctamente. Tras un periodo de tiempo, emergerá una población que no estará protegida frente a nada pese a "buenos" programas de vacunación y en que habrá un número creciente de enfermedades inmunitarias. Y esto ya lo estamos viendo: animales que no son capaces de resistir enfermedades que deberían poder combatir.

El problema es que hay una dificultad de índole conceptual. Si uno va a su veterinario y le dice "creo que mi gato está enfermo por la vacuna que le dio Ud. hace un mes", el veterinario no le va a hacer caso. Los veterinarios se niegan a aceptarlo, es una cuestión de fé, no tienen concepto alguno de una reacción postvacunal que conduzca a una sensibilidad incrementada a otra enfermedad no relacionada - todo en medicina convencional son "casualidades". No se trata de no creer en la posibilidad, es que ni se la plantean.

A pesar de ello, cada vez más veterinarios creen que esto es así. Si esta idea llega a entrar en su cabeza, ¿qué puede hacer? Obviamente no nos vamos a arriesgar a dejar las cosas en manos de Dios solamente. La mejor manera de proveer protección frente a la enfermedad a su animal se resume en criarlo y mantenerlo de modo que promovamos una buena salud: alimentos naturales, ejercicio adecuado y aire fresco, no vacunaciones y uso juicioso de remedios que se hayan comprobado cómo naturales y efectivos.

Mientras más conocemos a los humanos, más nos convencemos que el perro es nuestro mejor amigo.....ningún perro  se ha puesto a mover la cola por conveniencia....